jueves, 6 de septiembre de 2012

Y que toda tu vida te mate la culpa de haberme robado una parte del alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario