sábado, 6 de octubre de 2012

"Y aún así, con la pena y el abandono mordiéndome los tobillos y las muñecas, con el reemplazo tirándome de los pelos, decidí callarme y dejar pensar a mis amigas que todo estaba bien, que no lo necesitaba para estar viva, que podía superarlo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario