domingo, 4 de noviembre de 2012

¿A que condena y que dolor me has sentenciado?
No tenes idea de lo que duele. Lo que duele saber que todo mi mundo de fantasías se estrello, se rompió  Vino un enorme dragón y me saco el corazón  lo tomo en sus manos y lo destrozo. ¿Fue todo mentira?¿Todo un sueño? ¿Era yo la única que te quería?
Todas esas promesas, todos esos planes ¿eran mentira?. Todas mis ilusiones murieron. Me perdí de nuevo ¿Quien soy?¿Que hago acá?¿Quien me despertó en este horrible lugar? 
Acaso ¿tenes idea de como me siento?. Estoy rota, estoy muerta. Con vos había encontrado el motivo para volver a vivir, para dejar los cortes de lado, era una oportunidad para ser feliz. Pero como siempre, la historia se repite. 
Y acá estoy otra vez, lamentando algo que no fue. Buscando el porque, culpándome de todo. Perdiéndome en lo que lo que era, o en lo que pensé que había dejado ir. Mi alma se hunde en pensamientos oscuros, arrastro mi alma.
Debería sacarte el corazón, romperte en miles de pedazos como hiciste conmigo, pero simplemente no puedo. Porque no soy así  no puedo. Tengo que dar todo para todos, tengo que evitar el sufrimiento en los demás  aunque ellos me lastimen.
Estoy buscando excusas para continuar, estoy buscando motivos para no volver a caer. Pero, ¿que sentido tiene cumplir promesas con alguien que no está? 
PROMESAS, que rompiste, que se quedaron en el olvido.
¿Que pasó?¿Encontraste alguien mejor?¿Me usaste para sentirte completo cuando ya nadie estaba a tu lado?¿Quien llena mi lugar?¿Era mi lugar?
No puedo dejar de pensar en que momento se me escapo, en que momento dejaste de ser bueno conmigo. No entiendo que paso, no me das explicaciones. No soporto tu frialdad, no soporto que no exista un nosotros. No puedo aceptarlo, porque te amo. Te amo como nunca ame a nadie, y te llevaste una parte de mi. La última parte que quedaba en mi alma en soledad.
Amor que es tan letal como una puñalada.
Amor es no tenerte y no haberte olvidado.