sábado, 29 de diciembre de 2012

Tomate un descanso, es tan solo una mala pasada. Piensa una vez mas, aleja el dolor. Eso es, aléjalo  has que desaparezca, que no vuelva. Y si no puedes con el dolor, déjalo  que te cubra con su manto lleno de insectos que se pudren y matan a su mejor amigo.
Deja ya el dolor, deja de buscar el dolor. Tomate un antídoto, tomate un respiro. No pienses mas en eso, no pienses. Vacíate, llenate de aire puro, de olor a libertad.
Para, espera, espérame. Baila con el tiempo, disfruta con el sol. Búscame cuando el dolor se vaya, o búscame en el dolor del recuerdo. Búscame en lo mas lejano y en el lugar menos esperado. Espérame cuando ya nadie me espere, deséame cuando nadie mas me quiera. Besame cuando ya no tengas ganas. Abrigame con la carne que no tienes. Lléname de felicidad, quita el dolor. Estirpalo, córtalo, sacalo con los dientes. Desgarrame. Hiéreme. Déjame descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario