martes, 1 de enero de 2013

Hay algunos que dicen que hay que escribir una carta y quemarla, otros dicen que es mejor guardar los sentimientos para uno mismo. Pero acá estamos otra vez, quien diría que escribiéndote a vos que ya ni un hola me dirigís.
Hay tantas cosas para decirte, tantos sentimientos. Te extraño, extraño todas las boludeces que hacíamos  las llamadas, los momentos que vivimos. Extraño cada cosa que hacia con vos, extraño nuestra amistad. No te culpo porque yo me aleje, y quizás nunca tuve el valor de decirte todo lo que sentía  Ahora sos otra persona, con otros amigos, otra vida. Ambas cambiamos e hicimos nuestra vida la una sin la otra.
Se que podes vivir sin mi como yo sin vos, y me da pena, me parte el alma y me llena de odio que las cosas sean así.
No puedo creer que hoy seas una desconocida para mi flor, porque eras mi mejor amiga, con la que compartí los momentos mas tristes y mas alegres de mi vida. Porque sos la chica con la que crecí y prometí estar hasta el final, y sigo estando por mas de que no hablemos.
Te juro que no puedo evitar extrañarte y pensar en todo lo que fuimos, y mas todavía en todo lo que perdimos. Tengo un nudo en la garganta que no me lo puedo sacar, me faltas, me falta tu apoyo, tu alegría.
Te quiero muchísimo y jamas voy a dejar de hacerlo porque marcaste mi corazón.
Espero que esto cambie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario