domingo, 28 de abril de 2013

¿Volver o no volver? 
Esa es la cuestión, que hacer, que pensar de todo lo que decís. Cada movimiento es definitivo, es volver al pasado o avanzar hacia el futuro. Es volver a creer o no, ¿cuestión de confianza?.
Es como estar atrapada en una película de terror, en una canción del espanto, en la habitación del pánico. ¿Debería seguir insistiendo o dejar de luchar? La respuesta esta en lo vivido, siempre luche sola, nunca a la par. Por esto debería resignarme y buscar algo mejor, una forma de sobrevivir, de rescatarme de este olvido. 
No quiero volver a perderme. 

"Ella sueña con fantasmas y se cura en la realidad."

jueves, 18 de abril de 2013

"Estoy bailando para estar mejor y escribiendo para no morir."


Todos hablamos del amor, todos pensamos en que alguna vez lo sentimos y estamos en su constante búsqueda. Todos queremos amor, queremos sentirnos queridos, pero alguna vez nos paramos a pensar, no preguntamos ¿Que es realmente el amor? ¿O simplemente nos dejamos llevar por la idea que nos brinda la sociedad? Esa idea mágica de encontrar a nuestra "otra mitad", a alguien que nos complete, y que a partir de ese momento todo es jodidamente perfecto y nada puede fallar.
Sin embargo las cosas no son como nos la muestran en las películas, en las series o en los libros, pueden contener un poco de realidad pero generalmente el amor siempre es complicado, no correspondido y la mayoría de las veces ni siquiera lo es. Solamente es una confusión que se genera al ver a alguien que pensamos que es "perfecto" para nosotros o simplemente nos hacemos la ilusión de que así es.
A veces estamos tan desesperados por sentir amor que cometemos locuras, fingimos estar "enamorados" de cualquiera y ese "amor" termina en un desenlace mortal. Un fin que nadie quiere y al que todos temen llegar, es el final del túnel de todos los sueños y el choque contra la realidad, la cual actúa como una luz cegadora. Nos ciega tanto que empezamos a sentirnos tristes y vacíos, sentimos que la vida se va y por ende que no hay motivo alguno por el cuál seguir. Hasta que hacemos un "stop", decimos basta y volvemos a empezar.
Volvemos a la búsqueda desesperada de sentir "amor", volvemos a buscar a nuestra supuesta mitad. Se podría decir que es algo infinito pero en realidad no lo es, porque nuestra "interminable cacería" llega a su fin cuando de una vez por todas encontramos a nuestro verdadero amor, el que realmente lo es.
Creo que no me equivoco al pensar que el amor no se busca sino que llega por sí solo, podría decirse que es el destino. Al fin de todo ¿Quien sabe como llegamos a encontrarnos con nuestro sueño?
Dicen que una vez que encontras a esa persona que te completa nunca mas volves a ser quien eras antes, y aunque haya diferencias el sentimiento nunca termina.

Hoy ha sigo un día jodidamente normal. No fui a la escuela, no salí de mi casa. Estoy triste como siempre, metida en las mismas preguntas y odiándome un poco mas. El odio me consume y me desespera. Estoy cada día mas gorda, y no puedo dejar de comer, me despierto en busca de comida, me niego a vomitar.
Me hablo, estoy jodidamente perdida de nuevo. Volvieron, con su recuerdo, esas putas ganas de desaparecer.
No se que hacer, dejar de comer no puedo, y morir tampoco.
Estoy jodida.

No se aplica al día de hoy, son pensamientos voladores y notas escritas en papeles de días indefinidos.

"Pero una cosa es cierta: no me atrevo a juzgarte. Sé que cuando uno ve las cosas desde afuera, cuando uno no se siente complicado en ellas, es muy fácil proclamar qué es lo malo y qué es lo bueno. Pero cuando uno está metido hasta el pescuezo en el problema (y yo he estado muchas veces así), las cosas cambian, la intensidad es otra, aparecen hondas convicciones, inevitables sacrificios y renunciamientos que pueden parecer inexplicables para el que sólo observa."
- La Tregua, Mario Benedetti. 

domingo, 14 de abril de 2013

Parece una eternidad el tiempo que pase sin escribir, es mas me parece que ya no soy la misma. No es que no haya querido o por falta de tiempo. Era el terror que sentía de entrar y ver todo lo que perdí  Toda mi felicidad y mi sufrimiento, todos los momentos, todo el amor.
Se que por parte fue mi culpa y se que otra parte no. Hoy estoy una vez mas tratando de remendar algo que se rompió hace rato y ya no tiene solución  Me pesa el alma y este sufrimiento se hace cada vez mas penoso, no puedo cargar con esta pena.
Lo extraño y lo padezco todos los días pero soy consciente de que yo lo decidí así, yo lo deje ir, yo lo descuide. Pero también se que él lo hizo conmigo, quede abandonada, sola y desorientada como en un primer momento.
Ahora estoy confundida y es absurdo decir que merezco estar viva, mi vida debería ser cedida a alguien que la quiera, alguien que la disfrute. Mi vida es un calvario pero no por lo exterior sino por lo que pasa por mi mente.
Mis monstruos están siempre conmigo, me persiguen a donde vaya. Están en mi cabeza y no puedo sacarlos de ahí. Son esos fantasmas que me reiteran constantemente lo gorda que me veo o lo poco eficiente que soy. Me siento poco y nada para el mundo, me siento pequeña e indefensa. No tengo barreras ni héroes que me rescaten de mi dolor. 
No tengo príncipe azul, ni sapos porque hace rato deje de ser una princesa. Me convertí en el monstruo que nadie quiere querer, el que nadie quiere ver, el que es excluido y llevado fuera de la ciudad.
Hubo un tiempo en el que fui una princesa, se podría decir que hasta vestido tenia. Estaba en la gloria. Pero como en un cuento de hadas los fantasmas y la bruja se adueñaron de mi final feliz, se llevaron mis sueños y los convirtieron en temores. Mataron a mi héroe  a mi príncipe  al amor de mi vida. Por eso ahora ando divagando, buscando un corazón y una forma de volver a empezar.
Pero ¿ Cómo volver a empezar cuando todo esta destruido?