jueves, 18 de abril de 2013

Todos hablamos del amor, todos pensamos en que alguna vez lo sentimos y estamos en su constante búsqueda. Todos queremos amor, queremos sentirnos queridos, pero alguna vez nos paramos a pensar, no preguntamos ¿Que es realmente el amor? ¿O simplemente nos dejamos llevar por la idea que nos brinda la sociedad? Esa idea mágica de encontrar a nuestra "otra mitad", a alguien que nos complete, y que a partir de ese momento todo es jodidamente perfecto y nada puede fallar.
Sin embargo las cosas no son como nos la muestran en las películas, en las series o en los libros, pueden contener un poco de realidad pero generalmente el amor siempre es complicado, no correspondido y la mayoría de las veces ni siquiera lo es. Solamente es una confusión que se genera al ver a alguien que pensamos que es "perfecto" para nosotros o simplemente nos hacemos la ilusión de que así es.
A veces estamos tan desesperados por sentir amor que cometemos locuras, fingimos estar "enamorados" de cualquiera y ese "amor" termina en un desenlace mortal. Un fin que nadie quiere y al que todos temen llegar, es el final del túnel de todos los sueños y el choque contra la realidad, la cual actúa como una luz cegadora. Nos ciega tanto que empezamos a sentirnos tristes y vacíos, sentimos que la vida se va y por ende que no hay motivo alguno por el cuál seguir. Hasta que hacemos un "stop", decimos basta y volvemos a empezar.
Volvemos a la búsqueda desesperada de sentir "amor", volvemos a buscar a nuestra supuesta mitad. Se podría decir que es algo infinito pero en realidad no lo es, porque nuestra "interminable cacería" llega a su fin cuando de una vez por todas encontramos a nuestro verdadero amor, el que realmente lo es.
Creo que no me equivoco al pensar que el amor no se busca sino que llega por sí solo, podría decirse que es el destino. Al fin de todo ¿Quien sabe como llegamos a encontrarnos con nuestro sueño?
Dicen que una vez que encontras a esa persona que te completa nunca mas volves a ser quien eras antes, y aunque haya diferencias el sentimiento nunca termina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario